Ventajas de dormir con una almohada cervical.

Pocas personas sabemos el rol fundamental que tienen los músculos de tu cuello y de tus hombros en torno a dar el soporte adecuado a tu cabeza; ya que no es sólo sostenerla, es darle movilidad.

Sin embargo, no podemos negar que los largos trayectos en auto, horas frente a un computador entre otras cosas nos dejan al final del día totalmente agotados.

Ahí es donde entran las almohadas cervicales, que son ideales para ti. Y sino sabes cuál escoger, te recomendamos Night Pillow, la mejor almohada terapéutica de la actualidad.

Ventajas de dormir con una almohada cervical.

Sin efectos secundarios.

Ahora bien, si tú empleas la almohada cervical para tratar el dolor que puedes tener en cuello y hombros, no tendrás ningún efecto secundario, como pasaría con las píldoras y pastillas relajantes, que pueden llegar hasta producir adicción o somnolencia.

Con las almohadas cervicales bastará con colocarla en tu cabeza y simplemente relajarte.

Dormirás mejor.

¿Eres de los que pasa interminables minutos dando vueltas en la cama buscando la posición ideal para dormir? Bueno, todo eso se acaba tan sólo con cambiar de almohada, ya que las cervicales aumentan tu confort, sobre todo si te gusta dormir boca arriba.

Y no, no son calurosas, están echas con materiales que permiten la respiración y harán que duermas fresco.

Tu cuello y columna te lo agradecerán.

Si lo que buscas es prevenir lesiones, dolores y tensiones en un futuro, las almohadas cervicales son ideales, pues mantienen la postura natural e ideal de tu cuello, alineando la columna, todo, incluso mientras duermes.

¡No se deforman!

Se fabrican a partir de materiales que puedan adquirir de forma rápida el contorno de tu cuerpo, pero, atención: una vez te levantes volverán a su forma natural y se mantendrán así hasta que la vuelvas a utilizar.

Lo que te garantiza no sólo la calidad del producto, sino que cada noche tendrás el soporte el ideal que necesitas.

Ronquidos ¡adiós!

No todos roncamos por las mismas causas, sin embargo, la más común es que lo hagamos porque se obstruyen las vías respiratorias una vez se está acostado, esto pasa casi siempre si tienes por costumbre dormir boca arriba.

La almohada cervical corrige todo esto, ya que eleva sutilmente tu cabeza, despejando las vías respiratorias y dejando que un flujo constante de aire ingrese. Esto puede reducir los ronquidos e incluso mejorar algunos síntomas de la apnea del sueño.

Ahorrarás.

Sí, te saldrá más cara que una almohada normal, pero ¿cada cuánto las almohadas normales se deforman y deben ser reemplazadas? Así que será una inversión que te permitirá ahorrar ¡te lo aseguramos!

Ya sabes las ventajas de dormir con una almohada cervical ¿qué esperas para experimentarlas por ti mismo?