La atención sociosanitaria, en auge durante el coronavirus

Entre las múltiples lecciones que hemos aprendido a consecuencia de la irrupción del coronavirus, ha sido la atención sociosanitaria una de las vertientes que nos ha permitido interiorizar lo importante de la disciplina en el plano social. Con uno de los grandes focos de atención tanto en la residencias de ancianos como en todas aquellas personas en situación de dependencia, los profesionales que se encargan de la gestión de la atención sociosanitaria en el plano diario se ha consolidado como una de las actividades principales que se han llevado acabo desde las diferentes ramas del ámbito social.

Durante esta crisis, han sido muchas las personalidades públicas que han destacado la importancia estratégica de la atención primaria y sociosanitaria como eje principal sobre el que vertebrar las diferentes estrategias para salir de la crisis con las mayores garantías posibles.

Una respuesta ante una demanda cada vez mayor

Nos encontramos ante un colectivo de profesionales que han realizado un importante esfuerzo a la hora de ofrecer una respuesta satisfactoria ante una demanda cada vez mayor. Inmersos en una pirámide poblacional en la que cada vez nos encontramos con un mayor porcentaje de población envejecida, el papel de este tipo de profesionales ha cobrado una especial importancia en los últimos años.

No obstante, en ningún otro momento histórico el crecimiento de la demanda de este tipo de profesionales ha experimentado un ascenso tan notable como la actual. Tanto es así, que desde los diferentes órganos a nivel político se aceptó la contratación de profesionales de manera temporal y excepcional pese a que no tuviesen la formación reglamentaria.

Una vez parece que comenzamos a superar la crisis de manera paulatina, es momento de reflexionar acerca de esta profesión como uno de los ejes vertebradores sobre las que versar las diferentes políticas a nivel social llevadas acabo por otro gobierno. Tanto es así, que con la vuelta a la normalidad, han sido muchas las academias y centros de formación que han comenzado a exprimir sus cursos de atención sociosanitaria como uno de los más demandados. Las salidas profesionales que se desprenden de este tipo de cursos, han convertido a esta profesión en una de las más solicitadas en los últimos años. Una situación que parece que no va a experimentar un cambio de tendencia en el corto o en el medio plazo.

Elemento principal en nuestra sociedad

La vulnerabilidad de nuestro sistema de residencias públicas de ancianos se ha puesto de manifiesto durante la pandemia que hemos sufrido. Una situación que ha provocado la obligatoriedad de tener que redefinir todos aquellos pilares sobre los que se asentaba nuestros programas de cuidados de ancianos. Poniendo de manifiesto la necesidad de tener que reforzar las plantillas con el objetivo de poder hacer frente a los diferentes imprevistos a las seis como sociedad nos vamos a tener que enfrentar durante los últimos años.

Actualmente, una gran cantidad de centros ya han manifestado su intención de sobredimensionar sus plantillas con el objetivo de poder garantizar en todo momento la calidad de sus residencias. Una situación que durante los últimos años hemos descuidado como consecuencia de la ignorancia hacia la exposición en este tipo de amenazas, pero que actualmente está alcanzando un mayor protagonismo en todos los centros. Sin importar si nos referimos a centros públicos o privados.

Como hemos podido comprobar, son muchos los centros especializados que han realizado una fuerte apuesta por la atención sociosanitaria. Convirtiendo a este tipo de profesionales en piedras angulares en su proyecto de crecimiento durante los próximos años.