Dudas frecuentes en torno a la eliminación de tatuajes en Madrid

El proceso de eliminación de tatuajes en Madrid es una de las opciones que mayor atención y dudas generan. Comparados con el tiempo que los tatuajes llevan instaurados en nuestro día a día, la eliminación de tatuajes es una técnica relativamente nueva sobre la que conviene informarse a la perfección antes de someternos a la misma. Cada vez son más los clientes con los que cuentan este tipo de clínicas, como BMC Biomedical como consecuencia de lo avanzado de la técnica y de los buenos resultados que ofrece.

Si estás pensando en llevar a cabo la eliminación de tatuajes en Madrid y no tienes bien claro cuál es el proceso que conviene seguir, a continuación resolvemos todas las dudas que puedes encontrar.

El proceso de eliminación

El primero aspecto que conviene resolver es lo relacionado con el proceso de eliminación de tatuajes en Madrid. Este método se lleva a cabo a partir de la técnica del láser. A partir de la emisión de un haz de luz que se dirige de manera directa en torno a las partículas de tinta, se fragmentan en otras de menor tamaño. A partir de este momento, es el sistema linfático el que se encarga de llevar a cabo su eliminación.

Es importante que tengamos en cuenta que el tratamiento puede resultar algo molesto. No obstante, en ningún momento se percibe una gran dosis de dolor. Puesto que el láser está especialmente diseñado para poder asegurar la mejor experiencia posible al usuario final.

En cualquier caso, conviene saber que para minimizar la posible aparición del dolor es suficiente con llevar a cabo la aplicación del hielo en el lugar en el que se va a llevar a cabo la eliminación del tatuaje en cuestión. De este modo, podremos minimizar la sensibilidad de esta zona.

¿Se deben tomar medidas de precaución tras la sesión?

Es importante tener en cuenta que, a consecuencia del impacto del láser en nuestra piel, es posible que la zona tratada pueda llegar a presentar una inflamación. Este caso, es suficiente con llevar a cabo la aplicación de compresas frías. Éstas ayudarán a reducir las molestias al mismo tiempo que reducen la inflamación con la que nos encontremos.

El profesional que se encargue de llevar a cabo la acción podrá recomendar una crema antiséptica y antiinflamatoria que nos asegure poder asegurar el máximo bienestar de nuestra piel tras el tratamiento.

Al mismo tiempo, es importante seguir una serie de recomendaciones que nos ayuden a poder asegurar el mejor estado posible para nuestra piel. Entre estas recomendaciones se encuentra evitar el uso de productos agresivos así como llevar a cabo el uso de cremas regeneradoras con pH neutro que nos permitan asegurar los resultados de los que disponemos.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

Son muchos los factores que intervienen a la hora de poder anticiparnos a las sesiones que son necesarias para poder exprimir al máximo las posibilidades que se desprenden del láser. A continuación, algunos de los principales:

  • La localización: En el caso de que el tatuaje se lleve a cabo en las zonas de la piel más finas, el pigmento del tatuaje penetra más. Por lo que su eliminación necesita de un mayor número de sesiones.
  • El color: El amarillo, el azul claro, el blanco o el verde son mucho más difíciles de eliminar que el resto de tonos.
  • El tamaño también presenta un especial protagonismo. No son necesarias las mismas sesiones en el caso de que el tatuaje tenga un tamaño u otro.
  • El color de la piel: Las pieles claras suelen presentar una respuesta más positiva qeu las pieles oscuras.