Centro de belleza en Madrid, ¿porqué verano es la época en la que hay más lista de espera para un tratamiento?

Hay negocios que tienen su auge en determinadas épocas,  en este caso el verano es la época dorada de los centros de belleza en Madrid, o mejor dicho el principio de este.

¿Porqué los meses de junio y julio son los que mayor afluencia de clientas tienen?

Al igual que pasa con las navidades y las peluquerías,en las que las clientas acuden para estar perfectas para todas las cenas y celebraciones en verano es casi imposible conseguir un hueco libre en cualquier centro de belleza.

En este post hemos querido recopilar las razones por las que estos meses son los favoritos para empezar nuevos tratamientos o hacerse algún tratamiento específico.

  1. Es la época en la que más contacto social tenemos.

Las vacaciones, las jornadas reducidas, las terrazas de los  bares llenos… en ningún otro momento del año veremos a tanta gente en las calles. Con el frío del invierno nuestras ganas de socializar desaparecen y las cenas o compromisos quedan relegados a los fines de semana.

Mientras que en esta época es muy normal ver como compañeros de trabajo “se toman una” al salir o como entre diario decidimos cambiar las cenas en casa por un picoteo al aire libre con nuestros amigos.

Por lo tanto es mayor el número de días en los que nos queremos ver jóvenes y bellos ¿y qué mejor que recurrir a un tratamiento de belleza para reforzar nuestro atractivo?

  1. El calor y las piscinas.

Si hay algo que influye en esta decisión es la incomodidad que supone ir maquillado a todos lados en verano. Muchas de nosotras en invierno “pasamos por alto” pequeños desperfectos de nuestra piel o relegamos para más adelante un peeling o una limpieza.

En estos casos recurrimos al maquillaje, pero en verano con todo el calor que hace en la capital permanecer maquillada durante horas es casi imposible. Al igual que en las piscinas, las imperfecciones salen a la luz.

En estos casos lo mejor es recurrir a potenciar la belleza natural que tenemos, optar por tratamientos antiedad, de nutrición intensa o directamente rellenos con ácido hialurónico que le darán otro aspecto a nuestro rostro.

  1. Comodidad.

Si que es cierto que podemos hacernos muchos tratamientos de belleza en nuestras casas, pero además de no ser tan efectivos y espectaculares tendremos que invertir mucho tiempo en ellos.

Tiempo que en este caso no tenemos (sobre todo si en nuestra casa tenemos a niños pequeños sin campamentos ni coles), por ello reservar una tarde o una mañana para realizarnos un tratamiento en un centro de belleza en Madrid nos asegurará estar perfectas en muy pocas horas.

  1. Vemos el verano como una recompensa.

Muchos trabajan muy duro durante todo el año para poder darse las vacaciones que se merecen, unas vacaciones en las que liberar todo el estrés acumulado durante todo el año, es un momento que planeamos con muchas ganas y con mucha anterioridad.

Decidir acudir a un centro de belleza justo antes de nuestras vacaciones,aparte de dejarnos perfectas para disfrutarlas sin una pizca de maquillaje y sin tener que esconder nuestro cuerpo bajo largas prendas, hará que sintamos que nuestras vacaciones han empezado antes.

Y es que someterse a cualquier tratamiento de belleza es como pasar un día entero en un Spa, un tiempo dedicado exclusivamente a tu bienestar en el que el ajetreo de las calles se deja atrás, en el que los demás trabajan para que te sientas bien y en muchos casos con tratamientos y cremas con olores muy placenteros.

  1. Ofertas.

En cualquier centro de belleza de Madrid encontraremos fabulosas ofertas en estos meses, los dueños de estos negocios saben que es la época en la que más clientes tienen y quieren recompensar su fidelidad y decisión.